Éxito del Congreso Gastronómico Iberoamericano de Huelva

Éxito del Congreso Gastronómico Iberoamericano de Huelva

Terminó Binómico, el Congreso Gastronómico Iberoamericano. Son personas e instituciones públicas y privadas que han puesto su granito de arena para que la gastronomía iberoamericana supere trabas y prejuicios y brille hoy como lo que es: una de las más ricas, diversas y con posibilidades de futuro que existen en el mundo. Fruto de la mezcla, de la unión, de productos y costumbres, de culturas y sabidurías ancestrales, la gastronomía iberoamericana es uno de los vínculos más fuertes de los 22 países iberoamericanos. Es fruto de personas, empresas e instituciones que además apuestan por mejorar, por ser más sostenibles y socialmente justos.

Y hoy, el primer Congreso Gastronómico Iberoamericano de Europa ha querido cerrar la edición de su estreno como merecía: con el nombramiento de los Embajadores de la Gastronomía Iberoamericana y el Premio Binómico Ciudad de Huelva. El primero de ellos ha sido para las andorranas Bodegas Sabaté, por llevar a cabo el cultivo y producción de sus vinos respetando el medio ambiente, una práctica corroborada mediante el sello Ecocert de Agricultura Sostenible. Joan Albert Fabré, director de la única bodega de Andorra en producir vinos ecológicos, en pro del cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible nº12 (Producción y consumo responsable), ha mostrado su agradecimiento y animado a seguir apostando por el mundo de la gastronomía, porque “de lo que se come y se bebe se rean los recuerdos de la tierra y los lugares que visitamos”.

Congreso Gastronómico Iberoamericano
Congreso Gastronómico Iberoamericano

Hoy, en Huelva, ha recogido el galardón de manos del Ministro de Turismo y Telecomunicaciones de Andorra, Jordi Torres. El argentino Andrés Rosberg ha recibido el premio Embajador de la Gastronomía Iberoamericana por su labor como cofundador y presidente de la Academia de Sumilleres de Argentina y la Alianza Panamericana de Sommeliers. Rosberg es hasta hoy el primer presidente no europeo ni japonés de la Asociación Sommellerie Internacional y a través de estas instituciones ha difundido la formación y competición en sumillería. Por ello, Rosberg es también reconocido por su labor docente y por contribuir de manera relevante a una educación de calidad en cumplimiento del ODS nº 4, con lo que ha propiciado que aumente considerablemente el número de jóvenes y adultos con las competencias necesarias para acceder a un empleo decente o al emprendimiento. Yanina Martínez, viceministra de Turismo de Argentina, ha sido la encargada de entregar el premio a Andrés Rosberg, quien ha explicado que en Argentina hay 387.000 puestos de trabajo dedicados a la producción de vinos y ha asegurado que estos días han servido para “celebrar, compartir y aprender. Al fin y al cabo, para crecer”.

El vicepresidente de la Diputación Provincial, Juan Antonio Castilla, ha hecho lo propio con Rosa y Paco Vañó, directores de Castillo de Canena, primera empresa olivarera española en lograr la certificación en Huella Social y su compromiso con la agenda 2030, cumpliendo con distintos Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente con el nº2, Hambre Cero, más concretamente con la meta 2.4. El objetivo es asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad del suelo y la tierra.

Rosa y Paco Vañó han dado las gracias en nombre “de todas las mujeres y hombres que forman la familia Castillo de Canena”. “España e Iberoamérica están unidos por este árbol sagrado, el árbol del olivo”. El cuarto Premio a los Embajadores de la Gastronomía Iberoamericana ha sido para la mexicana Sara Herrera, para la que ha sido “un honor” representar a México en Binónico. Herrera, que ha recogido su galardón de manos del agregado Comercial y de Turismo de la Embajada de México en España, Luis Celis Mejía, ha apostado por la recuperación de recetas ancestrales de pequeños poblados mexicanos y la promoción de productos mexicanos en consonancia con el ODS Nº 11, relativo a “Ciudades y comunidades sostenibles”, más concretamente con la meta 11.4, destinada a redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural. Por su parte, Binómico ha premiado en su clausura a Virgilio Martínez, peruano comprometido con proyectos desarrollados a través de Mater, con el fin de generar ciudades y comunidades sostenibles en sintonía con el objetivo número 11 de los ODS, más concretamente con la meta 11.4, que alude a el redoble de esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.

Ha recogido su premio de manos del cónsul general de Perú en Sevilla, Gonzalo Zapater Vargas-Quintanilla. Virgilio Martínez, quien además ha pronunciado la última ponencia de Binómico 2021, “Recorriendo la biodiversidad peruana”, ha asumido su nombramiento como Embajador “con la responsabilidad de peruano, de hispanoamericano”. “La gastronomía tiene un impacto más allá de las cocinas y cada vez somos más conscientes de ello”, ha afirmado. Joao Rodrigues, promotor del proyecto Materia, que tiene como objetivo promover el conocimiento de pequeños productores agroalimentarios del país con prácticas de producción éticas y sostenibles, generando un mayor conocimiento y valor de sus productos mejorando de esta forma sus condiciones laborales y su proyección y promoviendo el aumento de un turismo sostenible en torno a la gastronomía y la cultura alimentaria de Portugal, ha sido merecedor también de uno los galardones de Binómico. Entregado por la directora general del Ministerio de Agricultura de Portugal, Susana Isabel Ferreira, Materia está en consonancia con el ODS Nº8, que persigue el “Trabajo decente y crecimiento económico”, y más concretamente con la meta 8.9, que supone el compromiso de elaborar y poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales de aquí a 2030.

Congreso Gastronómico Iberoamericano
Congreso Gastronómico Iberoamericano

La empresa dominicana Ron Barceló es desde hoy Embajador de la Gastronomía Iberoamericana poro su implementación del código de sostenibilidad RB360 en todo el proceso productivo de la empresa, lo que permite reducir al mínimo la dependencia de combustibles fósiles, logrando que el 100% de vapor de proceso y cerca del 90% de la energía eléctrica que consumen en sus plantas provenga de fuentes renovables o verdes. El objetivo es producir a través de energía asequible y no contaminante en sintonía con el ODS nº 7, meta 7.2, para aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas. Ha recogido el premio la International Developer de la empresa, Elena Vizlo, a quien lo ha entregado el viceministro de Cooperación Iberoamericana Carlos Peguero. Por último, Luciana Binaghi, quien al principio del acto ha presentado al Comité de Honor del Congreso Gastronómico Iberoamericano, ha nombrado a la colombiana Leonor Espinosa Embajadora de la Gastronomía Iberoamericana por el proyecto Zotea, desarrollado a través de Funleo. El objetivo del proyecto es promover la producción y el consumo responsable (ODS 12) en consecución de la meta 12.b: Elaborar y aplicar instrumentos para vigilar los efectos en el desarrollo sostenible, a fin de lograr un turismo igualmente sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y lo productos locales.

Tras el nombramiento de los Embajadores, ha llegado el momento de la entrega del Premio Binómico Ciudad de Huelva, que ha recaído en el presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, Rafael Ansón, por su trayectoria y labor incesante en la defensa y promoción de la gastronomía iberoamericana. El encargado de recogerlo ha sido José Carlos de Santiago, vicepresidente de la entidad, mientras que Ansón ha conectado con el congreso para agradecer el galardón, felicitar a los organizadores del Binómico, “un espacio mágico” y confesar que Huelva es uno de sus destinos favoritos. Durante la entrega de este premio, Gabriel Cruz ha certificado el compromiso del Ayuntamiento de Huelva con la próxima edición de Binómico. “Los lazos se han estrechado mucho más”, ha reconocido el alcalde, para el que este congreso, que ha sido “un viaje extraordinario”, “ha venido para quedarse”.

Tras la ceremonia, Virgilio Martínez ha defendido durante su ponencia su estilo como “cocina de mercado” o “cocina de autor”. Su restaurante-laboratorio, MIL, se encuentra a 3.600 metros de altura, pero “es mucho más que un espacio asomado al conjunto arqueológico de las terrazas de Moray”. “Es un centro de interpretación basado en la complicidad con dos comunidades andinas, cuyos conocimientos de la zona, productos y trabajo de campo se convierten en despensa e inspiración para desarrollar un menú degustación basado en los ecosistemas de altura”, que ha ejemplificado con el cocinado en directo del tuétano y la garganta de un pez llamado paiche, traído desde el Amazonas hasta Huelva para ser mostrado en Binómico. Ha sido, junto con los que de forma paralela se desarrollaban en el Escenario Cruzcampo de la Plaza de las Monjas, el último cocinado del primer Congreso Gastronómico Iberoamericano de la historia a este lado del Atlántico. 

Más información | Binómico

En Urban Explorers | Todo sobre Binómico

Txema Marín

Txema Marín

Director de Urban Explorers, técnico en enoturismo de vinos de Jerez, técnico de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, Sherry Master de González Byass, máster en Crítica Gastronómica de Gastroactitud, miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, docente de Nuevas Tecnologías en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla.

Deja una respuesta