Nueve monumentos de Sevilla imprescindibles durante tu visita

El casco histórico de Sevilla es uno de los más grandes de Europa, con casi 4 kilómetros cuadrados de extensión. En su interior encontramos algunas de las principales joyas de la ciudad, que atraen a millones de turistas. La Catedral, el Alcázar o el Museo de Bellas Artes son de los que más suenan, pero no los únicos. Aquí vamos a descubrirte nueve monumentos de Sevilla que quizás no conocías… ¡Pero que no puedes perderte!

Se trata de rincones que, sin duda, merece la pena visitar. Por algunos de ellos pasarás a buen seguro en tu viaje, pero otros pueden quedar más escondidos. Hablamos de iglesias, casas palacio, antiguos hospitales… Pero también de construcciones recientes que se han ganado un hueco en la ciudad. Todos ellos constituyen monumentos de Sevilla imprescindibles ante cualquier visita.

Iglesia del Salvador

Muchos la llaman la “Catedral chica” de Sevilla. Y es que se alza sobre la antigua Mezquita Mayor de Sevilla (original del siglo VIII), y tiene unas proporciones desmesuradas para ser una “iglesia”. La Iglesia Colegial del Divino Salvador es barroca, y fue construida entre 1628 y 1712 siguiendo el diseño del arquitecto Leonardo de Figueroa.

Se restauró entre 2003 y 2008, y gracias al excelente trabajo realizado es uno de los más bellos monumentos de Sevilla. Destacan su arquitectura y los tallados de Martínez Montañés, que tiene una escultura a las puertas del templo. También su torre-campanario, que aún muestra la base del antiguo alminar califal, y su Patio de los Naranjos.

Metropol Parasol – Las Setas de Sevilla

mejor destino turístico de EspañaEl espacio que ocupa el Metropol Parasol, conocido popularmente como “las Setas”, ha sido siempre uno de los epicentros de actividad de la ciudad. La construcción de las Setas solventó varios problemas que se venían arrastrando desde hacía muchísimos años. Esta plaza soluciona, en diferentes alturas, un espacio necesario que la ciudad demandaba.

Con los años se ha convertido en uno de los espacios más visitados y fotografiados de Sevilla. Un proyecto del arquitecto Jürgen Mayer que ha ganado numerosos premios. Y que se ha convertido, por derecho, en uno de los monumentos de Sevilla más importantes.

En su planta sótano está el Antiquarium, un museo de la Sevilla romana muy interesante de conocer. A la altura de la calle está el Mercado de la Encarnación, pues en este lugar estuvo, durante mucho tiempo, un mercado para los residentes del barrio. En la primera planta encontrarás la Plaza Mayor, que recupera también un uso público y abierto a la ciudad.

Y, por último, arriba descubrirás un mirador a 30 metros de altura que ofrece una de las mejores y vistas de Sevilla. Nuestra recomendación: ir al atardecer y disfrutar del momento tomando algo en la terraza del bar que hay arriba.

Casa de Pilatos

Los duques de Medinaceli son los dueños de esta espectacular casa-palacio, original del siglo XV. La Sevilla del Siglo de Oro, en su cara más opulenta, tiene aquí un gran ejemplo. Primero en estilo mudéjar, y posteriormente ampliada al renacentista, la Casa de Pilatos nada tiene que ver con el personaje bíblico Poncio Pilato. El motivo de este nombre es que aquí se realizaba una de las estaciones de penitencia del vía crucis de 1520, uno de los orígenes de la actual Semana Santa.

Con sus impresionantes jardines, patios y edificaciones, la Casa de Pilatos ha sido escenario de rodajes de series y películasLa pesteLawrence de Arabia o El reino de los cielos, son algunos ejemplos. Además, es uno de los espacios más cotizados para realizar eventos y presentaciones en Sevilla. Sin lugar a dudas, otro de los monumentos de Sevilla cuya visita es imprescindible.

Hospital de los Venerables

En pleno barrio de Santa Cruz está el antiguo Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla. Un edificio barroco diseñado, también, por Leonardo de Figueroa, que forma parte de la ciudad desde el siglo XVII.

Durante la invasión francesa fue expoliado, y posteriormente se usó como parroquia y como museo de la Semana Santa. Actualmente es la sede de la Fundación Focus Abengoa, que restauró el edificio, y alberga el Centro de Investigación Diego Velázquez, dedicado al pintor sevillano.

En su iglesia se ofrecen conciertos de órgano, además de obras de Pedro Roldán y Martínez Montañes. Por su parte, en el edificio se realizan habitualmente exposiciones culturales. Una de las famosas Inmaculadas de Murillo fue pintada para este espacio, pero desgraciadamente ya no sigue aquí. Hay que ir al Museo del Prado de Madrid para verla.

Palacio de la Condesa de Lebrija

En 1901 la condesa de Lebrija, Regla Mangón, compró esta casa-palacio del siglo XVI con la intención de convertirla en sede de su particular colección de arte y arqueología.

Tras una serie de reformas, el espacio aloja ahora unos maravillosos mosaicos originales de las ruinas de la ciudad romana de Itálica, a apenas unos kilómetros del centro de Sevilla. Destaca, también por albergar azulejería árabe y del siglo XVI, entre señoriales columnas de mármol y arcos mudéjares.

Casa Consistorial (Ayuntamiento de Sevilla)

La Casa Consistorial que aloja al Ayuntamiento es otro de esos monumentos de Sevilla que, si no te lo cuentan, igual no te planteas visitar. Y, sin embargo, te aseguramos que te alegrarás mucho de conocerlo.

La fachada trasera, obra de Diego de Riaño y que da a la Plaza de San Francisco, está construida en estilo plateresco. Presenta numerosos seres mitológicos en su decoración y, si te fijas, notarás que está inacabada en su zona cercana al Edificio Laredo.

La fachada principal, que da a la Plaza Nueva, es del siglo XIX y de estilo neoclásico. Desde hace unos años se realizan visitas guiadas o audioguiadas al interior del edificio, que te recomendamos realizar. En ellas disfrutarás tanto de su fabulosa colección pictórica, con muchísimas obras de renombre, como de una arquitectura propia del edificio, impresionantes salones, escaleras y otras estancias.

Archivo de Indias

El Archivo General de Indias es, junto a la Catedral y el Real Alcázar, el tercer pilar del conjunto Patrimonio de la Humanidad que la Unesco declaró en 1987. Por supuesto, solo esto ya lo convierte en otro de los monumentos de Sevilla que no puedes perderte.

Originalmente data del siglo XVI, cuando se construyó para ser lonja de mercaderes. Con el traslado de las sedes comerciales con América hasta Cádiz en 1717, el edificio quedó en desuso. No fue ya hasta el siglo XVIII cuando se adecuó para su uso como Archivo General de Indias.

Aquí se almacenan innumerables documentos sobre la conquista española de América y otros territorios de ultramar. Ese Imperio Español donde no se ponía el sol y su posterior declive en 1898 (con la pérdida de Cuba y Filipinas).

Por si fuera poco, el edificio es además muy bello por dentro y por fuera, y se puede visitar con guías organizadas. Generalmente ofrece también exposiciones temporales en relación a su temática.

Hospital de la Caridad

Don Miguel de Mañara fue el principal responsable de la construcción, allá por el siglo XVII, del Hospital de la Santa Caridad. Su obra social fue la inspiración para obras de Murillo, Valdés Leal y Pedro Roldán. Las ideas para la serie Obras de misericordia, de Murillo, y de Las postrimerías, dos de las grandes pinturas del legado de Valdés Leal, son suyas.

El edificio y la iglesia ocupan parte del solar de las Reales Atarazanas del siglo XIII. A día de hoy sigue funcionando, entre otros usos, como residencia de ancianos sin recursos. El legado patrimonial, pictórico y arquitectónico del conjunto es innegable y la visita, que puede ser realizada a través de Engranajes Culturales, es absolutamente recomendable.

Santa María la Blanca

Desde la época califal hay en este terreno un templo erigido allá por el siglo X. Mucho más tarde, en el siglo XIII, Alfonso X el Sabio inició los procesos para convertirla en sinagoga. Así, durante un tiempo las tres grandes religiones del momento tenían cabida en este espacio. Posteriormente el cristianismo se acabó imponiendo y, tras una breve etapa mudéjar, la iglesia se sumó a la tendencia del barroco, en el siglo XVII.

Esta iglesia es, sin duda, un bellísimo ejemplo de la historia de la ciudad y de su relación con los diferentes cultos que han pasado por ella. Tras una necesaria restauración, que concluyó en 2013, Santa María la Blanca (o de las Nieves) destaca por las yeserías de las bóvedas interiores y por su retablo mayor.

No te pierdas estos monumentos en Sevilla

Como puedes ver, Sevilla es mucho más que su Catedral y sus Reales Alcázares. Son innumerables los rincones, plazas, iglesias, calles, edificios… que esperan al visitante para sorprenderle a cada paso.

Hoy queríamos mostrarte nueve ejemplos imprescindibles, pero sigue habiendo muchos… Desde nuestra Guía de Sevilla te iremos descubriendo tanto monumentos de Sevilla muy conocidos, como otros que no lo son tanto. Así como negocios que no puedes perderte, eventos únicos y más. ¡Mucho más!


Guía de Sevilla en Urban Explorers | Catedral

Guía de Sevilla en Urban Explorers | Real Alcázar

Guía de Sevilla en Urban Explorers | Museo de Bellas Artes

Fotos | Turismo de Sevilla, si no son propias

Más sobre la Sevilla cultural y patrimonial | Adrián Yánez

2 Comments

leave a reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies