Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla en Puente Genil. Primer contacto.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla en Puente Genil. Primer contacto.

Puente Genil, por su patrimonio industrial, es un destino que bien merece dedicarle una escapada de una o dos noches. Ya lo hemos comentado en nuestra nueva temporada del podcast, donde ya se adelantó que una de las paradas gastronómicas obligatorias del municipio es, sin duda, el restaurante Alma de Ezequiel Montilla.

Es un restaurante elegante, sin ser estirado, donde el joven chef expresa y pone de manifiesto su trayectoria internacional, la cual se ha visto impregnada de sabores y olores de todo el mundo y que consigue reflejar en su cocina, repleta de guiños a Marruecos, desde la vajilla hasta la carta.

Recientemente ha sido incluido en la Guía Michelin y tras nuestra reciente visita, podemos afirmar sin dudarlo que se trata de uno de los restaurantes más interesantes de la provincia de Córdoba. Si quieres descubrir por qué, sigue leyendo.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba)
«Bomba de bacalao, gamba blanca de Huelva y allioli de lima y limón»

Restaurante Alma, Puente Genil

Vamos a encontrar una identidad muy marcada por las especias y las recetas del otro lado del Estrecho, donde Ezequiel estuvo trabajando unos años tras haber pasado otros tantos en Inglaterra. A su regreso a España, trabajó en Córdoba un tiempo antes de decidirse finalmente por abrir su propio restaurante en Puente Genil, entre otras cosas, para estar más cerca de su familia.

El restaurante Alma está en pleno corazón de Puente Genil, frente al clásico y también recomendable Casa Pedro. Es un restaurante mediano, con capacidad para unas 30 personas, con grandes cristaleras que iluminan un local diáfano donde destaca la cocina abierta y la barra baja donde los comensales pueden sentarse y ver el trasiego del trabajo del equipo de cocina comandado por Ezequiel. Cuando llegamos, nos recibe un muy atento, correcto y bien formado equipo de sala, que consigue transmitir cercanía sin ser pegajosos, y mantienen una distancia correcta con el comensal sin ser estirados ni pedantes. En este sentido, la llegada al restaurante y la primera toma de contacto no puede ser mejor.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba)
«Pastela de pollo, canela y almendra»

La carta

Entrando ya en materia, que aquí hemos venido a comer, y dada la enorme impronta marroquí que desprende la cocina de Ezequiel, decidimos probar algunos platos que nos recomendaron como imprescindibles, así como otros más tradicionales del país vecino. Empezamos con la Bomba de bacalao, gamba blanca de Huelva y allioli de lima y limón, que resultó ser una enorme croqueta, melosa, sabrosa, elegante y contundente. Todo a la vez. Muy rica de sabor y textura, aunque quizá echamos algo de menos más presencia de las gambas, pues el allioli eclipsaba su sabor. En cualquier caso, un aperitivo excelente y perfecto para compartir.

Dada nuestra fascinación por Marruecos en general (y por la pastela en particular), no podíamos no pedir dos platos emblemáticos: la Pastela de pollo, canela y almendra y el Tajine de cordero, orejones, pasas y frutos secos. Ambos platos, fantásticos. Cada uno en su estilo, pero ambos consiguen llevarte en un viaje a la medina de Fez a través de los sentidos, reflejando perfectamente los olores, sabores y texturas que deben tener unos auténticos platos como los que teníamos por delante. Si sólo pudiéramos elegir uno, iríamos a por la pastela, pero nos acabamos los dos y rebañando con pan la salsa.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba)
«Tajine de cordero, orejones, pasas y frutos secos»

Tras este trío de platos contundentes, ya  empezamos a mirar a la zona dulce de la carta, donde vimos un más que atractivo Mousse de limón marroquí, membrillo y frambuesa que resultó ser todo un acierto. El membrillo, emblema y esencia de Puente Genil, junto al limón encurtido, al estilo tradicional de Marruecos, funcionan de manera increíble por sabores y texturas en una conjunción deliciosa y muy recomendable.

Cuando ya no podíamos más, llegó a la mesa por cortesía de la casa una porción de la Tarta de chocolate 70% cacao, que la verdad es que también estaba espectacular y sirvió para poner una guinda estupenda a una experiencia fantástica y más que recomendable en todos los sentidos.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba)
«Mousse de limón marroquí, membrillo y frambuesa»

Ficha: restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, Puente Genil (Córdoba)

En términos generales, entendemos perfectamente que la Guía Michelin haya decidido venirse hasta la campiña sur cordobesa para incluir este restaurante en sus recomendaciones. Nuestro primer contacto con el restaurante no ha podido ser más positivo y nos ha ayudado a descubrir una ciudad realmente interesante.

Para terminar, quisiera hacer mención especial a un último par de detalles muy interesantes del restaurante Alma.Por un lado, la cuidada selección de vinos por copas y por botellas que ofrecen, de manera exquisita, los miembros del equipo de sala. Disponen de un atractivo repertorio de vinos locales de Montilla-Moriles, además de jereces y vinos tranquilos. Es recomendable dejarse aconsejar para la ocasión.

Restaurante Alma, de Ezequiel Montilla, en Puente Genil (Córdoba)
«Tarta de chocolate 70% cacao»

Y, por otro lado, destacar la fabulosa vajilla del restaurante. Preciosa, cuidada, elegante y acorde a la experiencia global que vamos a vivir, especialmente si nos decantamos por la oferta marroquí de la carta. Para la oferta europea, tendremos que volver más pronto que tarde y seguir disfrutando de la buena mano de Ezequiel Montilla y su restaurante Alma.

Enhorabuena.

  • Dónde: C. Poeta García Lorca, 4, 14500 Puente Genil, Córdoba (Google Maps)
  • Horario: de miércoles a domingo, para almuerzos y cenas
  • Precios: el ticket medio está en unos 30 euros por persona
  • Cómo reservar: online en su web o en el 622 82 09 05
  • Nuestro plato favorito:
  • Valoración provisional: ⭐️⭐️⭐️⭐️ (8/10)
Txema Marín

Txema Marín

Director de Urban Explorers, técnico en enoturismo de vinos de Jerez, técnico de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, Sherry Master de González Byass, máster en Crítica Gastronómica de Gastroactitud, miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, docente de Nuevas Tecnologías en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla.

Deja una respuesta