Sed de México: Tomares es la nueva capital de la gastronomía mexicana

Sed de México: Tomares es la nueva capital de la gastronomía mexicana

Sed de México es un restaurante de reciente apertura que se ubica en uno de los emplazamientos más gastronómicos del Aljarafe: la glorieta del Garrotal, en Tomares. Su misión es la de tratar de trasladar la esencia de la auténtica cocina mexicana desde el otro lado del Atlántico hasta Sevilla. Y lo consiguen.

Orígenes

La cocina tradicional mexicana está considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Por eso es muy importante prestar atención a su ingredientes, a sus platos, a las elaboraciones y a la autenticidad del local. Encontramos que en Sed de México tienen presencia e importancia y que, a través de su equipo de sala y cocina, luchan por ofrecer al comensal una experiencia muy cercana a la que pueda vivirse en cualquier restaurante del estilo en el DF.

A los mandos del restaurante está Carlos Molina, mexicano de nacimiento y residente en Sevilla, que a través de una inversión sustancial ha conseguido reunir a un buen equipo de trabajo en un local cómodo, agradable y atractivo. Pero aquí hemos venido a comer, así que… ¡vamos al lío!

Sed de México
Guacamole

¿Qué es Sed de México?

Es difícil encontrar en nuestra ciudad o provincia un restaurante que traslade las muchísimas bondades de la gastronomía mexicana, sin corromperse por el camino y sin acabar ofreciendo la interpretación yanki, denominada como tex-mex en la mayoría del planeta. Creemos que Sed de México lo consigue y que, tras los cierres de otros mexicanos auténticos como Amor a la Mexicana, puede ocupar el lugar que éstos dejaron en nuestros corazones.

Sed de México
Ensalada de nopales

El espacio

Se trata de un restaurante amplio, elegantemente decorado con motivos culturales mexicanos que no son estridentes ni chabacanos, sino austeros y con buen gusto. En su interior encontramos una atractiva barra que desde el primer momento nos invita a pensar en acompañar la comida con algo más interesante, como tequilas, mezcales o cócteles elaborados con estos licores. Algunas mesas altas y, tras ellas, unas mesas bajas más cómodas y adecuadas para el tipo de experiencia que aspiramos a encontrar en este local.

No estamos hablando de una tasca, ni de una cantina, ni de un puesto de comida callejera (aunque en la carta haya platos de este corte), sino de un restaurante con servicio en mesa con música ambiental curiosa y a veces autóctona, sin estridencias, y que ofrece un repertorio que baila entre Luis Miguel, alguna ranchera puntual o incluso Ana Torroja. Aquí no viene nadie a tocarte la guitarra y a cantarte en la oreja mientras cenas.

También cuenta con una atractiva terraza con veladores, una iluminación cálida y distinta a la del resto de locales de la calle y con un punto evidente más callejero que en el interior. En cualquier caso, en ambos lados se come igual de bien.

Sed de México
Tequilas y mezcales

¿Qué se come en Sed de México?

No vamos a rellenar varios párrafos enumerando uno tras otro los platos de la carta y sus precios, porque eso se puede ver en su web, sino que vamos a hablar de su propuesta gastronómica. La carta se estructura comenzando por los entrantes, denominados como «Platillos fríos«, de entre los que pudimos probar el Guacamole y los Chapulines.

El Guacamole era de primer nivel. Sabroso, con aguacates carnosos y muy bien aliñado, sin hebras y con una textura que no era crema (a lo Thermomix) ni en dados, sino bien machacado y con algunos trozos presente en la mezcla, sin grumos y con unos totopos artesanos realmente ricos. Sí, totopos. No nachos.

Tacos «con copia»

Si a eso le queremos sumar los Chapulines, la experiencia empieza a ser de lo más auténtica. Estos pequeños saltamontes crujientes y sabrosos pueden ser el picoteo perfecto o el topping inesperado del guacamole anterior. ¿Saltamontes? Claro, se comen, están muy buenos, son muy nutritivos y… total, aquí comemos caracoles. ¡No contaban con mi astucia!

Si nos vamos a los principales, denominados «Antojitos callejeros«, vemos tradicionales platos como frijoles, chilaquiles o ceviches. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar la Ensalada de nopales con aguacate y crujiente de tortilla. Los nopales son los óvalos de los cactus, ya sin pinchos ni flores, carnosos y sabrosos. Una delicia que en México está muy bien valorada y que se agradece que tengan en carta por su sabor único y delicioso.

Por supuesto, hay un apartado específico para los tacos. México y sus tacos. En los «Tacos tradicionales de diferentes partes de México» encontramos algunos de los más populares como el Taco al pastor, que fue el que comimos nosotros. Los tacos de Sed de México vienen «con copia». Esto quiere decir que cada uno viene servido en sobre dos tortillas y no sobre una, para que aguante mejor y no se nos desmorone todo. Estaban realmente sabrosos y deliciosos.

Por último, y no por ello menos importante, el apartado salado concluye con «Platillos de cocina prehispánica«. Ahí vemos clásicos como la Cochinita pibil con cebolla morada encurtida o diversos moles como el que, en nuestro caso, pudimos probar. El Pollo en pipian verde con arroz es una delicia y cumple con los cánones de la cocina que lo engloba.

Los postres, como la Ofrenda de cacao son un acierto, pues a pocos sitios mejores podríamos ir a tomar cacao y chocolates en diferentes texturas y sabores, líquidos e incluso picantes. Hay que dejar hueco para este postre.

Sed de México
Cocina prehispánica

¿Qué se bebe?

Sed de México ofrece una excelente selección de tequilas, mezcales y cócteles. Nos quedamos con las ganas de probar la Michelada, que a nosotros particularmente nos suele gustar mucho, pero lo dejaremos para otra ocasión más cuando volvamos en el futuro. Además, podemos encontrar tanto cervezas españolas como mexicanas, así como habituales como refrescos, café o agua, teniendo así repertorio para todos los gustos y bolsillos.

Y aunque no estén referenciados en la carta de la web, recomendamos preguntar por los vinos que tienen. Nos sorprendió muy gratamente la disponibilidad de botellas de vinos mexicanos con uvas autóctonas y de regiones tan atractivas como la Baja California. Es un acierto acompañar alguno de los platos con estos vinos. Hay que animarse a probar estas cosas.

Sed de México
Sed de México

Ficha: restaurante Sed de México, en Tomares, Sevilla

En definitiva, Sed de México tiene los mimbres necesarios para convertirse en el restaurante mexicano tradicional de referencia en la provincia de Sevilla. Juegan con la baza de ser restaurante, abiertos a muchas cosas, y no están centrados exclusivamente en un tipo de elaboración, como podrían ser los tacos y ser una taquería.

  • Dónde: glorieta del Garrotal, 6. Tomares, Sevilla (Google Maps)
  • Horario: todos los días desde las 13h hasta la 01h
  • Precios: el ticket medio está en unos 35 euros por persona
  • Cómo reservara través su página web o en el 954 155 632
  • Nuestro plato favorito: Ensalada de nopales con aguacate y crujiente de tortilla
  • Valoración: 7,2 – ⭐️⭐️⭐️⭐️
    • Comida: 8/10 – ⭐️⭐️⭐️⭐️
    • Bebida: 8/10 – ⭐️⭐️⭐️⭐️
    • Sala: 7/10 – ⭐️⭐️⭐️
    • Relación calidad y precio: 7/10 – ⭐️⭐️⭐️⭐️
    • Otros aspectos (medidas covid, distancia, higiene, etc):  6/10 – ⭐️⭐️⭐️

Más información | Web oficial

Txema Marín

Director de Urban Explorers, técnico en enoturismo de vinos de Jerez, técnico de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, Sherry Master de González Byass, máster en Crítica Gastronómica de Gastroactitud, miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, docente de Nuevas Tecnologías en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies