Viajes desde Sevilla: descubre Fez, la joya escondida de Marruecos, y su entorno

viajes desde Sevilla

[prisna-google-website-translator]
Colores, olores, sabores, sonidos… La Medina de Fez desprende sensaciones que te trasladan a otra época. Sólo 40 minutos separan Sevilla de esta ciudad marroquí del Medio Atlas, gracias a la conexión que ofrece Ryanair de miércoles a domingo. Más allá de los vuelos low cost, Fez es un destino para cualquier bolsillo por los precios de alojamientos, comidas y actividades turísticas. Uno de los viajes desde Sevilla que quizá no te habías planteado, pero que te recomendamos hacer si tienes ocasión.

Con esta guía de Fez te proponemos una ruta de al menos tres días. Tres días para descubrir la joya escondida de Marruecos y otros secretos de su entorno. ¡Empezamos!

Historia y contexto de Fez

Fez es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos, la primera que fue elegida como residencia de la monarquía. Además, es considerada la capital cultural del país. Esto es gracias a su famosa mezquita-universidad Qarawiyyin, que fue durante años el único centro cultural del norte de África. En los orígenes de su fundación por Fátima Al Fihriya se estudiaban aquí diferentes disciplinas y ciencias. Hoy, no obstante, está destinada en exclusiva al estudio de la teología.

Bullicio, comercio, artesanía… Si viajas a Fez verás como tu ruta se convierte en un viaje en el tiempo. Una mirada al pasado y a la permanencia de las tradiciones. Concretamente, en la pervivencia de la artesanía y de un perfil arquitectónico que en ocasiones parece a punto de derrumbarse. Su encanto especial está protagonizado por la antigua Medina, la zona peatonal más grande del mundo, sólo transitada por burros, carros y mareas de gente con mucha más prisa que tú.

curtidores chowara fez marruecos viajes desde Sevilla

¿Te atreves a perderte por sus arterias? No te lo aconsejamos ya que el entramado de la Medina está compuesto por unas 9.400 calles, mil de ellas sin salida. Uno de los trucos para descubrir Fez será hacerte con un buen guía que sea tus ojos y tu “Google Maps” durante el recorrido, llevándote con destreza y soltura por los puntos clave más destacados y preparados para los visitantes. Puedes contratar un guía oficial directamente con tu alojamiento.

A pesar del gran protagonismo de la Medina, Fez tiene varias rutas por las que adentrarse para descubrir la esencia de la primera ciudad imperial de Marruecos. ¿Nos acompañas por uno de esos viajes desde Sevilla que no olvidarás?

Las rutas imprescindibles de Fez

Fez se compone de tres ciudades en función de las diferentes épocas que la hicieron crecer. Para conocer la Fez del siglo IX hay que pasear por la Medina, Fez El Bali. A continuación, Fez Jdid (el nuevo) nos sumerge en los siglos XIII-XIV,  por sus barrios judío y musulmán. La tercera es la Ville Nouvelle, la ciudad más moderna construida en el siglo XX bajo la influencia francesa. Para acabar, la ruta panorámica ofrece la guinda del pastel. Un encanto especialmente recomendable para los atardeceres.

Fés El Bali o la antigua Medina. Siglo IX

Alojarse en la Medina de Fez es una experiencia para todos los sentidos. En esta zona abundan los riad o dar, casas, habitaciones y patios que lucen rehabilitados para el turismo y que rezuman calma y silencio.

El contrapunto lo marcan las llamadas a la oración seis veces al día de las 300 mezquitas que ocupan la Medina. A las que se suman los cánticos a primera hora de la mañana en los colegios. Si además te animas a recorrer sus calles y callejones, descubrirás que resulta todo un reto.

Para no perderte suele ser aconsejable buscar un alojamiento en las inmediaciones de la plaza Batha o la Bab Boujloud (la Puerta Azul). Sin embargo, muchos alojamientos y restaurantes de la Medina ofrecen servicios para recoger o acompañar al cliente hasta su destino. Aunque viajes desde Sevilla y estés acostumbrado a otro tipo de estancias, vivir la paz de un riad o dar te merecerá la pena, seguro.

Bab Boujloud puerta azul fez viajes desde Sevilla

La Puerta Azul (Bab Boujloud, 1917) es la entrada más conocida hacia las dos calles principales de Fez. Si te adentras por ambas arterias de la Medina sin salirte de ellas, conseguirás no despistarte por este entramado de callejuelas color ocre. Esta monumental entrada, un símbolo de la ciudad, tiene el azul de Fez en su exterior y el verde del Islam en su cara interior. Junto a ella percibirás el bullicio de la zona más turística de la Medina, repleta de restaurantes, tiendas y comercios con pastelitos de miel.

Una vez dentro de la Medina y tras un día descubriendo sus calles, notarás cinco elementos que no faltan en cada barrio. Un horno, una fuente, un baño, una mezquita y una escuela. Las fuentes son especialmente llamativas, ya que el resto permanece algo más oculto para el visitante. Sin embargo, si te fijas en los detalles verás grupos de gente recogiendo el pan de los hornos. O las calles que cobran vida, entre gritos y carreras, a la hora de salida de los colegios.

viajes desde SevillaTambién hay otro emblema de Fez que encontrarás por todos sus rincones: los gatos. Trepando por muros, rodeando puestos de comida o rozándose por las piernas de los clientes de restaurantes y cafeterías. Ellos son los auténticos protagonistas de las ciudades marroquíes.

Algo que te recomendará tu guía o cualquier persona que haya estado en Marruecos es que no bebas agua de las fuentes o del grifo. Siempre embotellada para evitar cualquier incidente que te obligue a visitar el baño más de lo deseado.

La necesidad de contratar un guía para descubrir todos los secretos de la Medina es clave, pues sus recovecos son infinitos y desconocidos para turistas. El precio medio de los guías oficiales es de 250 dirham (25 euros) por una ruta de unas tres horas exclusivamente para la Medina. Nosotros tuvimos la suerte de conocer a Rachid, que nos acompañó en este viaje a través del tiempo por las calles de Fés el Bali.

Con él nos adentramos en las tradiciones y la artesanía por los diferentes barrios que conforman el casco antiguo de la ciudad. Carpinteros, tejedores, curtidores, caldereros, tintoreros… Cada zona tiene un sonido u olor característicos, que nos ayuda a reconocer en qué barrio estamos y el oficio de los artesanos que lo habitan.

Tiendas de ropas tradicionales, babuchas, cerámicas, talladores de lápidas, especias, productos de belleza y esencias para el cuerpo… Las minúsculas tiendas de la Medina han sufrido una reciente rehabilitación por parte del gobierno marroquí. Su objeto es impulsar la tradición del comercio en Fez, paralelamente a la restauración de los riad para turistas.

viajes desde SevillaEspecialmente característica es la imagen de la curtiduría Chouwara, la más grande y famosa de Fez. Está situada cerca del entorno del río recién rehabilitado y del barrio andaluz. Con tu guía podrás acceder fácilmente a algunas de las tiendas, donde te hacen una introducción sobre los curtidores. Posteriormente te dejarán ver y fotografiar las piscinas de limpieza, tinte y secado del cuero. No es obligatorio comprar, pero intentarán encandilarte con las maravillas de estas pieles.

En el entorno de Chouwara no faltan los olores fuertes y están preparados con ramitas de menta para los visitantes. Algunos, con suerte (y los contactos o propinas adecuados), consiguen colarse en las piscinas para ver de cerca la labor de estos sacrificados trabajadores. No obstante, las visitas desde las terrazas altas son igualmente impresionantes y pintorescas, sin irrumpir en su trabajo diario. Si no vas con guía, también puedes acceder dejando una propina a los comerciantes.

viajes desde Sevilla Mausoleo Moulay Idriss II

En la ruta también recorrerás exteriores de mezquitas y mausoleos, así como de universidades (madrasa) El Bouanania y Qarawiyyin. Es importante tener en cuenta que no podrás entrar en mezquitas y mausoleos, ya que están destinados sólo a musulmanes. Sí podrás fotografiar el interior desde sus grandes puertas de entrada. También está permitido el acceso al patio de la madrasa El Bouanania por unos 3 euros.

Azulejos de colores cortados a mano, la sebka que cubre las paredes… Entrar en edificios como El Bouanania puede recordarnos a parte de nuestro patrimonio, como el Real Alcázar de Sevilla o la Alhambra de Granada. A modo de curiosidad, no dejes de preguntar o fijarte en el reloj de agua que se sitúa frente a la entrada de esta madrasa.

Una vez realizada la ruta guiada, puedes volver a adentrarte en la Medina sin miedo, para hacer compras o pasear. Las calles principales que te recomendamos no perderte son:

  • Tala´a Kbira, con puestos de alimentación cuyos olores te darán hambre.
  • Tala´a Sghira, con numerosas tiendas de todo tipo (esencial para comprar regalos).

Fès Jdid (Fez nueva). Siglo XIV

El Palacio Real de Fez es el más grande y antiguo de Marruecos. No podrás entrar para apreciarlo por dentro, como ocurre también en el resto de palacios reales del país. Sin embargo, las vistas de la puerta principal son digna de visita y fiel reflejo de la tradición y la artesanía de la ciudad.

Puedes llegar a Fès Jdid desde la Medina, atravesando los jardines de Bu Yelud (Jnan sbil) con un refrescante y relajante paseo que desembocará en la parte musulmana de la Fez nueva, fundada en el siglo XIV. El recorrido por este barrio nos recordará a la Medina, aunque aquí los numerosos puestos comerciales se abren a calles más anchas y luminosas, cuyo relieve se ve salpicado por alminares. Si continúas por estas vías comerciales hacia el sur, llegarás a la puerta Semmarin que conduce al conocido barrio judío de Fez.

barrio judio fez viajes desde Sevilla

Una vez en la Mellah (barrio judío) puedes optar por continuar por la calle Bou Ksissat, compartiendo el camino con vehículos y algunos comercios. Si alzas la vista apreciarás los balcones al exterior que caracterizan este barrio, arrojando contraste frente a la parte musulmana cuyas casas dan hacia los patios interiores.

Al final de esta calle principal encontrarás el Palacio Real, donde los visitantes aprovechan para fotografiarse en grupo o retratar esta majestuosa puerta rematada por un artesano local.

Palacio Real de Fez viajes desde Sevilla

Para volver, si no es demasiado tarde, toma la calle comercial peatonal del barrio judío. Aquí puedes cruzarte algún guía no oficial que quiera mostrarte las zonas más escondidas a cambio de una propina. A lo largo de esta arteria se esconden un par de sinagogas que sólo podrás ver de refilón callejeando, aunque algunos carteles indican su ubicación. También existe algún escondite para apreciar el blanco e imponente cementerio judío, caracterizado por una calma e intimidad muy particulares.

Las vistas panorámicas

Al norte, circundando la antigua medina, encontrarás los puntos más bellos y característicos de la ciudad. Puedes hacer esta ruta a través de un conductor concertado con tu guía o con tu alojamiento. Otra opción es coger un taxi, pero la vuelta no está asegurada.

En la ruta panorámica se contempla la inmensidad ocre de la antigua Medina, donde apenas se perciben sus callejuelas, y parece una gran masa de edificios de baja altura.

tumbas merinies panoramica fez viajes desde SevillaEl mirador de las Tumbas Meriníes es uno de los puntos clave de la visita a los exteriores de Fez. Su encanto se debe a los restos arqueológicos de las tumbas, pero también a la vista que ofrece de la ciudad, la muralla y el cementerio musulmán. Miles de tumbas encaladas rodean este enclave, todas apuntando hacia una misma dirección.

La ruta panorámica también incluye las vistas del fuerte Borj Nord, que actualmente es Museo de Armas. Aunque lo más preciado de este punto es la vista de la Medina.

Es recomendable realizar la ruta panorámica de Fez al final del día, antes de ponerse el sol, pues la imagen resulta mágica. Muchos residentes vienen a pasar la tarde entre amigos o familia, pero también encontrarás algún visitante haciéndose fotos en este mirador.

vistas panoramicas fez viajes desde SevillaLa Ville Nouvelle. Siglo XX

Construida bajo la colonización francesa, la Ville Nouvelle carece de interés turístico y queda fuera de los itinerarios habituales. Sin embargo, es aquí donde podrás conocer la vida local y actual de la ciudad, con numerosos bares, restaurantes, pubs… Muchos visitantes acuden a esta parte de Fez para comprar licores o cerveza.

La Ville Nouvelle es una enorme zona residencial y comercial con mucha vida. También tiene ciertos guiños al pasado, si te adentras en determinados locales donde sirven cerveza a espuertas, repletos de hombres fumando. Y, por supuesto, aquí tampoco faltan los gatos de Fez…

La gastronomía en Fez

Cuando viajes desde Sevilla hasta Fez, debes saber que comer en esta ciudad y su entorno puede convertirse en el paraíso para los amantes de la gastronomía. Su dieta está protagonizada por verduras, pollo, ternera, cordero, legumbres, cuscús y, cómo no, especias. Aunque en la Medina todos los restaurantes nos parezcan turísticos, no dejan de ser auténticos y más que asequibles. De hecho, existen algunos fuera de las zonas de afluencia turística que se van más de precio que los que veremos desde la Puerta Azul al entorno de Batha.

gastronomia fez viajes desde Sevilla

Comida tradicional de Fez

¿Quieres probar el tajín, el cuscús, los pinchitos, las maravillosas pastelas o la tradicional carne picada y especiada? Te recomendamos Chez Hakim, de camino al Batha, o Chez Rachid, en pleno barullo de la calle Tala´a Sghira. Ambos locales son más que asequibles y ofrecen una comida deliciosa y una buena atención.

comida tipica fez viajes desde SevillaSi buscas algo más que gastronomía, y te apetece ver algún espectáculo tradicional, puedes probar otras opciones como Al Fassia, donde la música y el baile acompañan a los clientes, en su mayoría turistas occidentales. Aquí sí sirven alcohol (vinos o cervezas), a la par que comida típica.

Comida contemporánea en Fez

Para salirte un poco de lo tradicional puedes probar otros locales modernos (aunque sin cerveza, que es algo que preguntan mucho al llegar a Marruecos). Cinema Café, con hummus y pastela, pero también con un aire occidental; o el famoso Café Clock, con sus tradicionales hamburguesas de camello. Ambas opciones son más caras que los restaurantes tradicionales, pero interesantes para cambiar de aires.

hamburguesa de camello cafe clock

Por otro lado, si te apetece algo diferente puedes explorar en la Medina y adentrarte en The Ruined Garden. Finalmente, si lo que quieres es tomar una cerveza en la parte antigua de Fez, algo que no es fácil de localizar, puedes probar en la terraza del hotel Batha.

Otras delicias gastronómicas de Fez

Además de las deliciosas pastelas y el tajín, hay elementos indispensables en la gastronomía marroquí que te enamorarán:

  • Entrantes. Los entrantes marroquíes son un clásico y no faltarán en ninguna mesa. Antes de traerte la comida que hayas ordenado, te agasajarán con entrantes. Dependiendo de la clase que tenga el restaurante, podrán ir de cuatro platitos a seis u ocho, entre los que encontrarás lentejas, encurtidos de verduras y mucho picante. Son principalmente entrantes fríos.
  • Pan. Este pan redondeado y con poca levadura es un imprescindible de los que enganchan. No podrás parar de picar pan entre plato y plato.
  • Pastelitos marroquíes. No pueden faltar para acompañar tu té y los venden en multitud de puestos de la ciudad. Especialmente delicados, con miel, almendras… No te asustes si tienen alguna que otra abeja revoloteando a su alrededor antes de servírtelos, es un clásico.

dulces marroquies

  • Desayunos. Si tomas el desayuno en un riad suelen ser abundantes, aunque también puedes hacerlo mientras paseas por las calles de la Medina.
    • El plato más habitual es una especie de tortita hecha con harinas y huevo. Aunque a veces puede llevar verduras (cebolla, pimiento…) y estar picante.
    • Otro desayuno muy desconocido es la Khlea (Khlii), que encontrarás envasados en los puestos de comida. Se trata de un cordero seco en conserva de aceite o manteca que sirven con huevos fritos. Un plato muy calórico y grasiento, perfecto para comenzar el día con fuerza.
    • Si prefieres algo tradicional, acude a los pastelitos marroquíes.
  • Té con vistas (y con menta). Imprescindible hacer una parada en el camino a media mañana o tarde para tomar un té con menta. En la Medina de Fez encontrarás multitud de terrazas para relajarte con un té entre las manos. Con vistas hacia el skyline ocre especialmente en las inmediaciones de las puertas más importantes. Un ejemplo es el Café Rsif, cerca de la puerta que lleva el mismo nombre, o cualquiera de las terrazas junto a la Puerta Azul.

Beber alcohol en Fez

La pregunta habitual, incluso en el avión, es si en Marruecos se puede consumir alcohol. Muchos visitantes se sorprenderían de la facilidad con la que puedes encontrar bebidas alcohólicas en las ciudades marroquíes. Otros se lo toman como unos días de desintoxicación y sustituyen la cerveza por los famosos tés.

Hay dos trucos para encontrar alcohol en Fez. Uno es salir de la Medina y hacer vida local en la Ville Nouvelle. Otro entrar en establecimientos preparados para el turismo, especialmente hoteles como la Maison Bleue. Para comprar alcohol en comercios, los locales recomiendan ir directamente al conocido centro comercial que se encuentra en la unión entre la parte antigua y la Ville Nouvelle.

restaurante omnia meknes tajin vino

En otras ciudades turísticas del entorno de Fez, como Mèknes, también puedes encontrar algunos restaurantes que sirven vino local. De hecho, la zona de Mequínez es reconocida por sus viñedos. Puedes probar en el restaurante Omnia, que además de tener una comida exquisita, sirve vino local (aunque no demasiado bueno para su precio).

El consejo fundamental es saber que en Marruecos sí se bebe alcohol, pero sin exhibirnos y con mucho respeto.

Excursiones desde Fez

Desde Fez existen un par de escapadas de un día muy interesantes, con las que complementar tu visita y profundizar en esta zona de Marruecos. Estas excursiones oscilan entre los 800 y los 1.000 dirham (80 – 100 euros) en total, no por persona. Incluyen un coche con conductor que te lleva por una ruta cerrada por diferentes puntos.

La parte negativa de estas rutas es que suelen estar estipuladas. Te sentirás muy “guiri” haciendo las fotos que te indica el conductor en los puntos de parada. Pero merece la pena para conocer otras ciudades, aunque sea de manera algo exprés.

Te contamos a continuación cuáles son las visitas más habituales desde Fez.

Ruta histórica por Volubilis y Mèknes

viajes desde SevillaEsta ruta monumental comienza en Volúbilis, a una hora y media de Fez. Estas extensas ruinas están repletas de mosaicos en perfecto estado de conservación. El paseo puede durar más de tres horas y en la entrada al recinto puedes contratar un guía que te explique a fondo la historia de esta ciudad romana que llegó a albergar a 20.000 habitantes. Con el terremoto de Lisboa, Volúbilis quedó destruida y sus ciudadanos se trasladaron y fundaron la vecina Moulay Idriss.

Estas ruinas nos conectan con las raíces de Marruecos, y suponen una fuerte inmersión y conexión con nuestros orígenes. El visitante puede sentir incluso un poco de envidia al ver lo bien conservadas que se encuentran las casas y habitaciones de Volúbilis, recordando en ocasiones a nuestra sevillana Itálica. Hacer viajes desde Sevilla hasta estos rincones nos recuerda que no estamos tan lejos.

volubilis ciudad romana mulay idris fezMèknes es otra de las ciudades imperiales de Marruecos y resulta impresionante recorrer su perímetro y descubrir sus puertas de acceso. En coche podrás recorrer las inmediaciones de la muralla, la zona de los establos reales, la reserva de agua Bassin Souani o la puerta del Palacio Real.

Es probable que para concluir la ruta el conductor pare junto a la prisión Kara, a la que recomiendan acceder. Podrás pasear por la conocida plaza El hedime, junto a la puerta Mansour Laleuj, la más importante e imponente de Mèknes.

Finalmente, atravesando la gran plaza puedes adentrarte por los puestos de la Medina. Esta esconde muchos secretos y multitud de mezquitas, aunque puede saberte a poco tras conocer la de Fez.

Con esta excursión llegarás a Mèknes a la hora de comer, por lo que recomendamos que lleves referencias de restaurantes si prefieres no hacer caso a lo que indique el conductor. Nosotros disfrutamos mucho de la comida casera en Omnia.

puerta bab mansour meknesEsta ruta incluye una parada intermedia entre Volúbilis y Meknes para descubrir las vistas panorámicas de Moulay Idriss, lugar de peregrinación de Marruecos. Sin embargo, con esta excursión básica no se hace parada en este pequeño pueblo (que a algunos recuerda a Vejer de la Frontera).

panoramica Mulay IdrisRuta natural por Ifrane y Azru en el Medio Atlas

El entorno natural de Ifrane suele ser el destino para desconectar de muchos marroquíes. Este municipio, que no alcanza los 15.000 habitantes, tiene una clara influencia francesa, con una imagen moderna y europea. Conocida como la “pequeña Suiza” por el estilo de sus casas, se encuentra rodeada de campos de golf, hoteles de lujo y chalets.

El paso por Ifrane en esta excursión es anecdótico, porque realmente no tiene demasiado que ver para el turista. Es más un espacio de relax para locales. Sin embargo, tras pasar unos días en la Medina en Fez, puede resultar refrescante cruzar en coche por esta localidad.

Tras Ifrane, la ruta pasará por dos paradas que nos harán disfrutar del entorno natural del Medio Atlas, hasta llegar al pequeño Azru. Los monos y los bosques de cedros (Cèdre Gouraud) suelen ser un punto de interés para familias marroquíes y resulta extraño ver a turistas. Los senderos enmarcados por estos enormes árboles y algunos monos más listos que el visitante (que roban las bolsas de cacahuetes) pueden resultar un punto interesante y diferente para salirnos de las rutas clásicas de la Marruecos más turística.

El conductor te irá indicando los pasos y tiempos a lo largo de la ruta. Te llevará incluso a un restaurante donde comer en Azru, la última parada antes de volver a Fez. Nuestro conductor nos recomendó Achamal, donde comimos uno de los tajines que exponen en su asador y pollo con patatas. Todo esto rodeados, como siempre, de los adorables gatos de Marruecos. Tras la comida, puedes dar un paseo alrededor de la mezquita y disfrutar del paisaje que ofrece el pueblo.

A la vuelta, mejor dormir la siesta y disfrutar de las vistas, pues espera una hora y media de viaje con la barriga llena.

Algunos consejos para viajar a Fez

Día festivo. El viernes es el día sagrado para el Islam, por lo que puedes encontrar comercios y tiendas de las medinas cerrados, sobre todo a partir del mediodía. Aprovecha para hacer excursiones a entornos naturales que no incluyan visitas a ciudades, para no perderte nada.

Idioma. No tendrás muchos problemas para hacerte entender, especialmente en zonas comerciales. Algunos hablan español y la mayoría inglés. Que tu guía hable español con fluidez será clave para tu experiencia y para conocer mejor Fez y su entorno, pero es probable que no ocurre siempre así. Los conductores no suelen hablar español ni inglés. Si alguno de vosotros habla francés, será un salvavidas para algunas situaciones.

Cómo moverte. El taxi es muy barato pero no podrán montarse más de tres personas por vehículo. Es la mejor opción para moverte hacia la Ville Nouvelle. Para la ruta panorámica o excursiones, puedes reservar un conductor privado en tu alojamiento o con tu guía. No suelen recomendar alquilar coches en Fez, al menos para los más novatos.

Cambio de moneda. En las inmediaciones de la Medina, especialmente junto a la Puerta Azul, encontrarás casas de cambio de moneda. Es más favorable hacer el cambio en Marruecos que en España. Como es habitual, también encontrarás casas de cambio nada más bajar del avión. No te preocupes por eso. También te dejan pagar en euros en muchos establecimientos y comercios, aunque es mejor llevar algunos dirham encima.

Conexión a Internet y llamadas. Lo más recomendable si no necesitas conexión a Internet es poner el móvil en modo avión. Si pides ayuda a alguien local y de confianza, puedes comprar una tarjeta marroquí. Es la opción más asequible: por unos diez euros tendrás llamadas y varios gigas de datos para navegar.

Otros viajes desde Sevilla

¿Te ha gustado nuestra guía de Fez? ¿Estás pensando qué viajes desde Sevilla puedes hacer en tus próximas vacaciones? ¿Tienes por delante un “puente” y no sabes a dónde ir? Nuestra ciudad ofrece multitud de oportunidades para darte una escapada.

Sin ir más lejos, Lyon y Berlín son dos nuevas rutas de EasyJet desde el aeropuerto de Sevilla. Pero tampoco hace falta salir de España, ni siquiera de Andalucía, para disfrutar joyas turísticas. Un buen ejemplo es Cádiz, elegida como uno de los mejores destinos del mundo por el New York Times.

¿Quieres otras recomendaciones? ¡Permanece atento a nuestras guías sobre viajes y escapadas!

leave a reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies