Tres detalles que te sorprenderán del Valle de los Pedroches

Solemos pensar que Andalucía ofrece una cierta homogeneidad en su gastronomía, en su folklore y en sus costumbres. Pero nada más lejos de la realidad. Desde el vocabulario, a las recetas, pasando por la manera de vivir las fiestas, cada territorio aporta su propio matiz. Ésta es una de las cosas que te enseña cada ruta “A Una Hora De” y quizá sea en la realizada por el Valle de los Pedroches (Córdoba) donde esa diferencia resalta en tres detalles muy concretos. Y hoy venimos a contártelos. ¡Sigue leyendo para descubrir más cosas!

El baile típico del Valle de los Pedroches: ¡la jota!

Sí, has leído bien. Ni trajes de flamenca ni sevillanas. En nuestro paso por Alcaracejos, la primera parada de esta ruta, pudimos comprobarlo. El grupo de danza Los Jarales, de la propia localidad, realizó una pequeña exhibición de este cante y baile de arraigo en la comarca.

¿Y cómo llega a convertirse la jota en una seña de identidad en pleno Valle de Los Pedroches? La clave está en la situación geográfica de esta comarca, cruce de caminos entre tierras de Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha. Las migraciones favorecieron los intercambios culturales y el resultado es la riqueza folklórica que posee esta comarca.

Un detalle más: cántaros, morteros y alpargatas son algunos de los instrumentos musicales que se utilizan para interpretar estos recitales.

La jota es el baile típico del Valle de los Pedroches La Asociación de Danzas “Los Jarales” de Alcaracejos ofreció una pequeña exhibición de jota

Salmorejo que no parece cordobés en el Valle de los Pedroches

Olvídate de la imagen mental que tienes del salmorejo cordobés. Su color blanquecino te hará pensar que se trata de alguna otra sopa. Pero, no, es salmorejo. Jarote, para más señas: es el plato típico de Villanueva de Córdoba.

Entre sus ingredientes: huevos cocidos, cuyas yemas se majan con el aceite, los ajos asados y algo de pimienta; agua, vinagre, sal, perejil… Los tomates y claras de huevos se incorporan troceados al final. Y también la carne, que se macera en especias y aliño. Aquí podéis consultar su receta.

Un plato que sirve como entrante como para dar por concluida a una comida. En nuestra ruta A Una Hora de Córdoba tuvimos la oportunidad de probarlo en un lugar especial: el refugio antiaéreo que existe bajo la plaza de España de Villanueva de Córdoba, construido a comienzos de la Guerra Civil.

El salmorejo Jarote puede tomarse tanto como entrante como al finalizar una comida

Cruces de mayo del Valle de los Pedroches con flores artesanales

Otra de las características distintivas del Valle de los Pedroches la encontramos en Añora. Como casi toda Córdoba, la localidad también se vuelca el primer fin de semana de mayo en la festividad de la Santa Cruz, pero lo hacen de manera diferente. En torno a sus cruces no verás flores, o al menos no naturales.

Sus vecinos se encargan de engalanar cada cruz con cientos y miles de hojas de tela y alambre cosidas a mano. Es tanto el material que necesitan que este pequeño pueblo se ha convertido en uno de los que más compra en Amazon.

Aunque la fiesta se celebre en mayo, puedes ver una muestra de sus elaboradas capillas en cualquier momento que acudas a la localidad. Lo encontrarás en el museo etnológico ubicado en la Casa de los Velarde. Donde también conocerás multitud de detalles curiosos de Añora.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies