Barrunto, el bar de tapas de Juan Viu, un imprescindible en Barbate

Barrunto, el bar de tapas de Juan Viu, un imprescindible en Barbate

Prácticamente la totalidad de grandes chefs basan su negocio en un modelo que se sostiene en dos pilares principales: el restaurante gastronómico y el bar rentable. Por citar un par de ejemplos, es lo que hacen Benito Gómez con Bardal y Tragatá, y Paco Morales con Noor y El Bar de Paco. En Barbate también Juan Viu con Viu Espacio Gastronómico y Barrunto. No está en primera línea de playa y no es el gran proyecto de Juan, pero desde luego es un rincón altamente recomendable y de los más atractivos de toda la costa gaditana. que no es poco.

Actualmente Juan Viu tiene todos sus esfuerzos e ilusiones depositados en Viu Espacio Gastronómico, el restaurante gastronómico en pleno paseo marítimo de Barbate que actualmente se encuentra de reformas y que, si todo va bien, abrirá sus puertas después de la temporada de verano. Mientras tanto, Barrunto ofrece una alternativa de enorme calidad y con destellos de lo que fue y probablemente será el reformado restaurante.

Barrunto, Juan Viu, Barbate
Ssam de atún de almadraba, guacamole, mahonesa de kimchi y cebolla encurtida

Barrunto, de Juan Viu

La puesta en escena del  discurso gastronómico que ofrece el cocinero Juan Viu en su Barbate natal se ve perfectamente reflejada en sus dos establecimientos. Dos caras diferentes de una misma moneda, que ofrecen dos lados no contrarios ni enfrentados, sino complementarios y hermanos, que se abrazan y viven en armonía el uno con el otro.

En Barrunto encontramos el lado más desenfadado, alegre y divertido de su cocina, siendo un lugar donde desde el primer momento nos aflojamos el corsé del protocolo y nos abrimos el cinturón del pantalón a un agujero más ancho. Aquí se viene a disfrutar, a comer con las manos, a beber por placer y a dejarse llevar. Suena demasiado bien, pero las expectativas se cumplen.

Barrunto, Juan Viu, Barbate
Bocadillo de puntillitas fritas, su tinta y mahonesa picantita

El local no es excesivamente grande, pero dispone de varios espacios según el momento: una gran barra interior con algunas mesas altas desde donde se ve la cocina, un pequeño salón con algunas mesas bajas y una buena terraza que una delicia en las noches de verano. Cuando llegamos, nos recibe un atento, profesional y bien formado equipo de sala que, siendo desenfadados, cercanos y amables, no caen en ser grasiosos ni siesos (como gustan a algunos), sino correctos, elegantes y cercanos.

Siendo conscientes de que a Viu Espacio Gastronómico todavía le quedan varias semanas para la reapertura, Barrunto es donde actualmente Juan Viu y su equipo depositan todo su buen hacer, en lo gastronómico y en lo humano.

Barrunto, Juan Viu, Barbate
Croquetas de guiso de atún encebollao

La carta

La carta de Barrunto es un reflejo de la experiencia que buscan ofrecer: buen ambiente, clima amigable, comida cómoda y recetario tradicional reinterpretado y actualizado, para satisfacer tanto a los que buscan bocados con sabores reconocibles como a quienes quieren dar un paso más a la media de la zona y disfrutar de excelentes elaboraciones con técnicas algo más avanzadas. Así, a nosotros el propio Juan nos ofreció un menú degustación de los principales platos y algunos fuera de carta. Se nos ofreció y, por supuesto, accedimos.

El menú fue tan largo y acabamos tan llenos que vamos a seleccionar algunos platos de los que lo conformaban, quizá los que más nos gustaron, sin desmerecer el resto. El primer bocado que tenemos que probar al llegar a Barrunto es el Ssam de atún de almadraba, guacamole, mahonesa de kimchi y cebolla encurtida, quizá el mejor punto de partida posible. Un par de bocados o tres, que se comen con las manos, te pringa los dedos y te hace sonreír al probarlo. Delicioso.

Otros entrantes de comer con las manos que nos gustaron mucho fueron el Bocadillo de puntillitas fritas, su tinta y mahonesa picantita y, especialmente, las Croquetas de guiso de atún encebollao. Las puntillitas estaban estupendas, pero es que el bocado a esa croqueta de guiso de atún es tremendo. El encebollado y el atún en una conjunción perfecta, en una croqueta sin bechamel que es puro umami. Una explosión de sabor y un beso en los morros a la cocina andaluza y gaditana más tradicional.

Barrunto, Juan Viu, Barbate
Pargo a la roteña

Pasando a platos más de cuchillo y tenedor, hay al menos cuatro que se nos antojan imprescindibles también. El primero es el que encabeza el artículo, Corvinata asada en curry verde de espinacas y tirabeques. Un plato para rebañar pan (de La Cremita, por cierto) hasta dejar plato limpio, no ya por la perfecta cocción del pescado, sino porque el licuado de curry y el resto de verduras estaba sencillamente brutal.

El segundo plato de cubiertos que no se puede dejar pasar es el Pargo a la roteña, que como en el anterior, además de que el pescado estaba exquisito, la roteña era un auténtico vicio. El tercero es un Fondo de guiso de fideos emulsionado con caballa marinada, unos fideos con caballa barbateños de toda la vida, pero con esa reinterpretación de la que Juan puede estar tan orgulloso, porque se le da de vicio.

Barrunto, Juan Viu, Barbate
Merengue y limón

El último de los salados, pero no el menos importante, es el famosísimo Sofrito de mi abuela Trini, el cual justifica, merece y obliga a pasar por Barbate sólo por probarlo. Lleva ventresca de atún por lo alto, pero podría servirlo solo con pan si quisieran.

En el apartado dulce, Barrunto cuenta con uno de los mejores reposteros de España: Pablo Queijo. Esto queda reflejado en el nivelazo de los postres que pudimos probar. A cada cual mejor, más sabroso, mejor presentado y con más estilo. Por último, en cuanto a la bebida, dispusimos de cervezas y algunas copas de la infalible y todoterreno manzanilla Maruja Pasada de Juan Piñero.

Barrunto
Interior del local

Ficha: Bar Barrunto, de Juan Viu, Barbate (Cádiz)

En términos generales, hablar de la experiencia de Barrunto es hablar de vivir un momento disfrutón, sin ataduras y con ganas de pasarlo bien sin desmerecer en absoluto la calidad ni el servicio. En menos de un año de apertura ya se ha posicionado claramente entre los mejores de Barbate, con el nivelazo que hay en el municipio atunero, y se ha hecho hueco entre los más destacados de la provincia, apareciendo entre los recomendados de algunas de las guías más atractivas del país.

Barrunto deja las puertas abiertas al público barbateño, al turista y a todo el que desee pasar un buen rato disfrutando de una cocina honesta y con mucho cariño por la tierra.

Enhorabuena, Juan. Estamos deseando ver de qué eres capaz con Viu Espacio Gastronómico. Te deseamos la mejor de las suertes.

  • Dónde: Av. Atlántico, 21, 11160 Barbate, Cádiz (Google Maps)
  • Horario: de martes a domingo, para almuerzos y cenas
  • Precios: el ticket medio está en unos 35 euros por persona
  • Cómo reservar: por teléfono en el 699 88 55 65
  • Nuestro plato favorito: Todos los mencionados en el artículo
  • Valoración provisional: ⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️ (9/10)

Barrunto, de Juan Viu, abre sus puertas en Barbate

Txema Marín

Txema Marín

Director de Urban Explorers, técnico en enoturismo de vinos de Jerez, técnico de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, Sherry Master de González Byass, máster en Crítica Gastronómica de Gastroactitud, miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, docente de Nuevas Tecnologías en la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla.

Deja una respuesta